La casa del pueblo

Hace unos años cuando estaba terminando la carrera tuve que ir al pueblo a cambiar el tejado de una casa que allí teníamos. Mientras cambiamos las tejas y recordando lo bonito que era el entorno y la casa empezó a rondar mi cabeza restaurar la casa dándole un toque especial. Una vez la idea fue tomando forma conseguí convencer a mi padre ( pilar esencial de la obra) para llevarlo a cabo, con la idea de que no llevaría mas que un añito la obra.

Que ilusos fuimos puesto que poco a poco ya fuimos viendo que la cosa iba para largo sobretodo porque sólo le dedicabamos los ratos libres y que todo lo hacíamos nosotros mismos. Pero viendo los pequeños avances nos fuimos ilusionando y haciendo las cosas con mucho detalle. Aún a día de ahora la cosa va en camino pero ya se empieza a ver la luz al final del túnel.

Poco a poco cada semana iré mostrando avances de la obra, convirtiendoos en  partícipes como si fueseis uno más en la restauración.

 

libreta_1038

Deja un comentario